. . .

Un hijo de Carlos con la niñera de William y Harry: así fue engañada Diana para ser entrevistada en 1995 y 25 años después se confirma que el periodista Martin Bashir le dio a Diana una prueba falsa de un aborto practicado a su niñera para convencerla de que hablara con él frente a las cámaras.

En la entrevista que Diana le dio al periodista de la BBC Martin Bashir, la princesa le contó sin tapujos sus desavenencias con la familia real británica. En ese momento se dijo que ella habló ”a corazón abierto de todo lo que había ocurrido en su vida, antes, durante y después de su matrimonio con el príncipe Carlos. Las infidelidades de él, las suyas, sus hijos, su papel en la Corona, el aislamiento al que se vio sometida, la bulimia”.

Hoy, algo más de 25 años después, se confirma que la decisión de Diana para hablar de su vida privada y llorar frente a millones de televidentes, fue producto de una argucia: sin el menor escrúpulo, Martin Bashir le hizo creer que la niñera de sus hijos, Tiggy Legge-Bourke, estuvo embarazada del príncipe Carlos.

La noticia, que acaba de ser confirmada por The Daily Mail está basada en fuentes conocedoras de la investigación que la BBC encargó hace unos meses sobre los medios empleados por Bashir para persuadir a Diana

Según los testimonios recogidos por la publicación británica, la princesa estaba muy asustada ya que creyó que su marido planeaba asesinarla para casarse con la niñera de los príncipes Harry y Guillermo, y por eso, la prueba del supuesto aborto la animó a conceder su famosa entrevista y hablar públicamente de sus problemas familiares.

El periodista, quien parece carecer de escrúpulos usó la misma técnica que luego le dio resultados con la misma Diana: asustó a Charles con unos documentos, falsificados, en los que supuestamente se demostraba que su jefe de seguridad le vendía información sobre su familia a los medios de comunicación. Ante la advertencia, y convencido de que Bashir estaba de su lado, el actual conde de Spencer concertó una reunión con su hermana. En ese encuentro fue precisamente que el periodista le pidió a ella que le concediera la entrevista.

Estas declaraciones del conde de Spencer fueron las que impulsaron a la cadena BBC a poner en marcha la investigación interna, que aún se prolongará por algunas semanas.

Gracias a las filtraciones sobre el contenido de dicha investigación, el diario The Telegraph agregó más detalles. Según la publicación, Martin Bashir ya reconoció ante el juez encargado que falsificó unos documentos bancarios para hacerle creer a Charles Spencer que su equipo le vendía información a la prensa. Sin embargo, el periodista aseguró que lo hizo cuando el conde Spencer ya le había presentado a su hermana, no antes.

En la investigación de la BBC también ha salido a la luz una carta en la que la princesa Diana supuestamente consta que dio la entrevista “libremente” y “sin la influencia de ningún documento”. Pero hasta en esto queda en entredicho la forma de proceder de Bashir, ya que otros testimonios advierten que fue él mismo quien se la dictó “palabra por palabra”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: