. . .

Procuraduría General de la República informó este domingo que un hombre es investigado luego de que se otorgó un permiso de trabajo para 10 tareas de tierra y éste tomó 50 y “arrasó” con todos los árboles que tenía la zona, al talarlos.

El Limón, del municipio de Estebanía, en la provincia de Azua. República Dominicana.- El acto, calificado como “crimen contra la naturaleza” por el magistrado Francisco Contreras, titular de la Procuraduría Especializada para la Defensa del Medio Ambiente y los Recursos Naturales (Proedemaren), incluyó el desmonte de más de 160 árboles de palma africana, 25 de mangos, además de varios de aguate, naranja y otros más de javilla.

La institución aclaró que en el área de 10 tareas para la que se le otorgó el permiso, “no se afectaban árboles ni palmas centenarios”.

El caso en la actualidad está bajo investigación con el objetivo de solicitar orden de arresto contra Almánzar Rosario.

La Proedemaren informó que la inspección que llevó a identificar el daño ecológico fue realizada por el magistrado Eusebio Corcino Alcántara, procurador general de corte, y coordinador de la Procuraduría de Medio Ambiente de la provincia de Azua. Al lugar también se presentaron autoridades del Servicio Nacional de Protección Ambiental (Senpa).

También, estuvo presente Geury Montilla, encargado de Remediación Ambiental del Ministerio de Medio Ambiente de la provincia de Azua.

Dijo que el hecho fue cometido por un señor al que identificó como Ransiel Antonio Almánzar Rosario. El hecho ocurrió en el paraje El Limón, del municipio de Estebanía, en la provincia de Azua.

“Y no conforme con los límites impuestos, expandió el área a 50 tareas más que contenían palmas centenarias y árboles de mangos, igual de centenarios, procediendo a talarlos a todos en esa área”, dijo el ministerio en una nota de prensa.-

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: