. . .

SantoDomingo.-

Dos de los últimos testigos del Ministerio Público que han comparecido en las
audiencias del caso Odebrecht han provocado una contradicción entre las pruebas
presentadas para formular las acusaciones y los testimonios presentados por los
propios testigos de la Procuraduría General de la República.

Sin embargo, el pasado jueves el titular de la Procuraduría Especializada
de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca), procurador adjunto
Wilson Camacho, afirmó que «uno de los testigos del Ministerio Público ha
resultado un árbol imposible de roer»,

En esa audiencia, principal testigo
del ministerio Público y tasador de los bienes de los imputados en el referido
caso, admitió en la audiencia del pasado jueves que para establecer el valor de
los inmuebles registrados hace 28, 11 y hasta 8 años atrás del exsenador Tommy
Galán no accedió a las propiedades para constatar el valor actual de los mismos
en función de sus características, sino que habría “tasado desde la calle”.

Sobre la certificación de su informe,
el ingeniero Ramírez Pérez ratificó que el mismo es una simple valuación sobre
lo que conforme a su criterio es el valor de los inmuebles a la fecha del
mismo, puesto que “el ministerio público en ningún momento informó que el
propósito de la valuación era demostrar que los mismos habían sido subvaluados
al momento del registro de su adquisición”.

En su informe de evaluación, el
perito confirma, además, que los valores que estableció a los inmuebles fueron
considerados a la tasa del dólar al día 18 de mayo de 2018, conforme a la tasa
fijada por el Banco Central, por lo que dejó establecido en el documento que
“el valor de mercado expresado no incluye cualesquiera otros valores que
pudieren derivarse por otras causas”.

Situación similar ocurrió en la audiencia
del pasado 15 de febrero, cuando el juez dispuso la exclusión del expediente de
las pruebas presentadas por la procuraduría que buscaban probar la supuesta
falsedad en las declaraciones juradas de bienes del exsenador por San
Cristóbal, Tommy Galán, luego de que los auditores de la PRG admitieran la
legalidad del patrimonio del pasado legislador.

En este punto, la decisión del
tribunal se sostuvo, entre otros factores, por las constancias en la
documentación oficial suministradas por la Superintendencia de Bancos, que
descarta un patrón de enriquecimiento ilícito del exlegislador, de las que no
tuvieron acceso a establecer ningún tipo de ilícitos.

Posición de
la procuradora Mirian Germán

Se recuerda que la Procuradora
General de la República Mirian German Brito, cuando era integrante de la
Suprema Corte de Justicia (SCJ), en su el voto disidente, había advertido sobre
la debilidad de las pruebas contenidas en el expediente, que “En el estado
actual de este proceso y con lo aportado para la medida de coerción, se precia
una dificultad probatoria, que de no ser subsanada por el Ministerio Público en
el curso de la investigación, no augura un futuro esperanzador por el momento,
por lo menos del juicio al fondo, donde la prueba debe ser hecha para que no deje
lugar a una duda razonable”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: