. . .

República Dominicana. Presidente Luis Abinader se acordó en lo referente a la aprobación o no del Código Penal con las tres causales o al menos una de ellas, dejando entre ver que sea cual sea la decisión, el proyecto de ley no sería observado una vez sea remitido al Poder Ejecutivo por el Congreso Nacional.

Al expresar que “Este es un tema donde, yo tengo que respetar la opinión de cada uno de los diputados. Este no es un tema donde nosotros podemos tomar una línea” debido a que la despenalización o no de la interrupción voluntaria del embarazo es un tema que divide y tiene que ver incluso con creencias religiosas de algunos diputados, dejó entre ver que no hará lo mismo que su antecesor, Danilo Medina, quien en dos ocasiones devolvió la pieza legislativa con el fin de que integraran en él, eximir de responsabilidad penal cuando la vida de la madre está en peligro, el feto tenga alguna malformación congénita incompatible con la vida o cuando el embarazo sea producto de violación o incesto.

“Independientemente que yo tenga una posición, pero yo tengo también que actuar y respetar las posiciones de todo el pueblo dominicano en ese sentido y que en un momento ya, la población, mayoritariamente tome una decisión”, continuó diciendo el mandatario, dejando también entre ver que no está descartado someter a una consulta popular, referéndum, las tres causales.

Ante esa situación los movimientos que luchan por que se resguarde el derecho de la mujer a elegir sobre su cuerpo, cuestionaron la actitud y exigieron a jefe de Estado hacer uso de su liderazgo para lograr la despenalización del aborto bajo circunstancias especiales.

“Lo que él envía con ese mensaje no es de estimulación a las mujeres ni tampoco es un mensaje de compromiso político; es un mensaje ambiguo, en el cual dice una cosa como persona, pero él no es solamente persona, él es dirigente de un partido y es líder de un partido que está en el Gobierno”, explicó Lourdes Contreras, coordinadora del Foro Feminista.

Ayer la reverenda Betania Figueroa, de las Organizaciones Basadas en la Fe, realizó una jornada de oración en el campamento instalado en las afueras del palacio Nacional y señaló que la organización a la que pertenece sostiene que la interrupción voluntaria del embarazo debe permitirse siempre que el estado de gestación represente un riesgo para la vida de la mujer, sea fruto de una violación o incesto y existan malformaciones fetales incompatibles con la vida.

En tanto que el exdiputado Pelegrin Castillo, dijo que la Constitución establece el derecho a la vida desde la concepción como derecho fundamental absoluto y que eso significa que el legislador ordinario no tiene facultad de establecer excepciones.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: