. . .

Consejo del Poder Judicial aprueba plan reapertura gradual y presencial en los tribunales

Luis Henry Molina, presidente del Consejo del Poder Judicial de la República Dominicana.

El 1 de junio inicia el desarrollo del programa para reanudar servicios judiciales presenciales

El Consejo del Poder Judicial aprobó este martes un programa de reapertura gradual de las labores presenciales en los tribunales del país, cuya primera etapa de ejecución inicia el 1 de junio de este año.

De acuerdo con una comunicación de la institución, en esa fase inician de forma parcial ciertas actividades  en las principales sedes a nivel nacional y se dispondrá la reapertura de trámites y medidas que, por el carácter definido en las normas, sean consideradas urgentes.

La resolución 004-2020 establece que los tribunales deberán utilizar el tiempo de la fase inicial para la tramitación  y fijación de toda solicitud que requiera audiencia, siempre que esta pueda sustanciarse de forma totalmente virtual y su demora comporte una limitación injustificada a los derechos a los que se vincula la solicitud.

En la etapa inicial, las sedes abiertas cubrirán sus distritos judiciales y las cortes de apelación y equivalentes que tienen asiento en el distrito judicial  o municipios, en el caso de la  provincia  Santo Domingo.  Las principales  Oficinas de  Registros  de Títulos y  Mensuras  Catastrales  estarán  abiertas para los servicios presenciales.

Con la fase intermedia, se pondrán en funcionamiento los locales del Poder Judicial que alojan las sedes de los distritos judiciales en todo el país y de las oficinas de los Registros de Títulos y Mensuras Catastrales.

El Pleno y salas reunidas de la Suprema Corte de Justicia continuarán funcionando de manera virtual, como lo han realizado durante el estado de emergencia. Las Primera, Segunda y Tercera Salas reanudarán, mediante canales no presenciales, la admisión, instrucción y conocimiento de todos los procesos.

Los demás tribunales de todas las instancias conocerán de todos los asuntos de su competencia, siempre que sea de manera virtual, a excepción de los juzgados de paz.

Se realizarán las lecturas de sentencias conforme a la programación realizada en la fase inicial, así como la notificación de las decisiones.

Fase avanzada

En la fase avanzada, se contempla la apertura de todos los locales y servicios, manteniendo el distanciamiento físico y las medidas de higiene, indica el Poder Judicial.

Esta fase tiene como objetivo el regreso a la nueva normalidad de los servicios judiciales  y de  todos los órganos administrativos  del Poder Judicial, considerándose prioritario el uso de las herramientas tecnológicas.

Esta resolución modifica los ordinales primero y cuarto  del  Acta Extraordinaria 002-2020 del Consejo del Poder Judicial, de fecha 19 de marzo de 2020, en lo que respecta a  la  reanudación  de los plazos y  actuaciones procesales, de manera que ahora esa reanudación opere tres días hábiles después de iniciada cada fase, que en el caso de la inicial será el 1 de junio.

Durante estas fases, el Poder Judicial prestará sus servicios de 07:30 de la mañana a 02:30 de la tarde, hasta tanto el Consejo del Poder Judicial considere oportuno el retorno al horario normal de labores.

El plan de continuidad de labores se complementa con la puesta en marcha de la guía de teletrabajo, la cual establece los lineamientos para que jueces, juezas y demás servidores (as) judiciales trabajen de forma remota, garantizando la continuidad en la prestación del servicio de justicia.

Medidas de higiene y seguridad

El órgano destaca en su resolución 004-2020 que para minimizar riesgos ante el retorno a las labores administrativas y jurisdiccionales, de forma presencial, se han tomado previsiones para garantizar las condiciones de salud y seguridad en los centros de trabajo, tomando como referencia las medidas aconsejadas a nivel internacional.

A fin de mitigar el riesgo de propagación, se establecerán centros de control tanto en las entradas peatonales de los edificios como las entradas a los parqueos de las sedes del Poder Judicial, donde se deberán cumplir las normas de seguridad recomendadas para prevenir el contagio.

En cuanto a la labor jurisdiccional y administrativa, el plan de continuidad de labores judiciales contempla la apertura gradual, partiendo de la fase actual en donde se mantienen en funcionamiento, únicamente, las Oficinas Judiciales de Servicios de Atención Permanente de la Jurisdicción Penal (OJSAP).

En todo el territorio nacional las OJSAP, además de sus atribuciones ordinarias, han atendido los casos de urgencia tendentes a la protección de derechos fundamentales que puedan reclamarse mediante el hábeas corpus y las acciones de amparo.

Antes de pasar al primer grado de apertura, el Poder Judicial realizará limpieza y adecuación de sedes judiciales, definición del personal que trabajará de forma presencial, simulacro de controles de acceso, divulgación del plan de retorno, distribución de materiales de protección a servidores judiciales y organización interna de los trabajos jurisdiccionales y administrativos.

Se prevé una fase inicial, una intermedia y una avanzada, con el orden y las fechas en que cada Distrito Judicial y sus dependencias retornará a las labores administrativas y jurisdiccionales de forma presencial habilitando su acceso al público en función de la realidad sanitaria del país.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: