Ir a la barra de herramientas
. . .

Se elevaron a ocho los casos sospechosos de coronavirus pendientes de confirmación en el Laboratorio Nacional Dr. Defilló, cuyos resultados serán dados a conocer en las próximas horas por las autoridades de Salud Pública.

El titular de la cartera, Rafael Sánchez Cárdenas, informó que los dos nuevos casos corresponden a dos extranjeros que estuvieron en Samaná los cuales presentaron síntomas respiratorios y son atendidos en el hospital San Vicente de Paúl, de San Francisco de Macorís.

Entre los casos por confirmar está el del ciudadano belga, que murió el pasado lunes mientras era trasladado desde el hospital de Higüey al Hospital Militar Ramón de Lara y cuyo cuerpo permanece en el Instituto de Patología Forense.

El funcionario sostuvo que el hombre que, era diabético e hipertenso, fue captado porque realizó una llamada al hospital La Altagracia diciendo que tenía síntomas del COVID-19.

Sánchez Cárdenas explicó que aunque el análisis de una muestra suele tardar entre seis y ocho horas, por recomendaciones de la Organización Mundial de la Salud (OMS) se ha decidido que el examen no se haga de manera individual, sino en grupos de cinco a diez casos sospechosos con el fin de optimizar o rendir los reactivos que se utilizan para su procesamiento, los cuales llegarán al país en las próximas horas.

En ese sentido, la representante de la Organización Panamericana de la Salud (OPS) en el país, Alma Morales, explicó que como el país y el resto de la región están ante el inicio de un proceso epidémico, han recomendado a las autoridades tener al menos cinco muestras de casos sospechosos para proceder a su análisis, ya que por cada prueba que se monta se utilizan cinco reactivos, de los cuales, están pendientes de recibir unos dos mil.

“Tengan la tranquilidad de que el Ministerio tiene la capacidad para montar la prueba PCR negativo en tiempo real (…) se necesita acumular las pruebas en beneficio de la población porque entre más pruebas de casos sospechosos montemos de una sola vez vamos a tener más resultados”, explicó la especialista durante un acto de entrega de dos kits de protección personal para el personal sanitario contentivo de guantes, máscaras quirúrgicas, mascarillas, batas, gafas de protección y bolsas biodegradables.

Se espera un aumento de los casos

La representante de la OPS, Alma Morales, reiteró que el país y el resto de la región están ante el inicio de un proceso epidémico de COVID-19 y que actualmente el país se encuentra en el escenario dos de la enfermedad, que según el comité de expertos de ese organismo internacional, consiste en la existencia de uno o más casos importados o detectados localmente. El tercer escenario, explicó, ocurre cuando los países experimentan grupos de casos en tiempo y localización geográfica y exposición común, como ha pasado en los Estados Unidos y Ecuador, y el cuarto escenario es cuando hay transmisión local o comunitaria de la enfermedad, como ha ocurrido en China, Italia o España.

“El Ministerio de Salud con el Servicio Nacional de Salud están trabajando para que ese escenario se mantenga, lo cual no depende solo de ellos sino que depende de la población”.

Lavado de manos y distanciamiento

En ese sentido, dijo que el autocuidado personal, entendido como el lavado de manos frecuente y el distanciamiento social de las personas que presentan síntomas gripales, tanto en el entorno laboral como en el domiciliario, son las medidas que han permitido que en China se haya reducido la transmisibilidad de la enfermedad.

Sostuvo que para cumplir este objetivo las autoridades deben reforzar los mecanismos de respuesta de emergencia, la búsqueda activa de casos y su identificación oportuna haciendo los diagnósticos para tomar las medidas de acuerdo a los procedimientos establecidos.

Es prioritario proteger al personal de salud de posibles infecciones
Morales advirtió que por el hecho de que el personal de salud se encuentra en la primera línea de la atención y diagnóstico de la enfermedad, están más expuestos a una posible infección, razón por la que los centros de salud que, próximamente experimentarán un incremento de casos de COVID-19, deben estar preparados con el equipamiento de protección necesario para que puedan dar una respuesta exitosa y se logre mantener la confianza en el sistema de salud.

Morales agregó que el personal médico que es capaz de reconocer los signos y síntomas de un cuadro respiratorio como la influenza, también deberá identificar aquellas complicaciones que surjan en el diagnóstico de las personas que tienen alguna condición de de salud preexistente que suponga mayor riesgo.

Recordó que los signos característicos de la nueva enfermedad son tos y fiebre y que como no existe una medicina específica, su tratamiento se hace atacando los síntomas que presente el paciente. Asimismo, aprovechó para felicitar al ministro de Salud y demás funcionarios del sector por los esfuerzos que realizan frente a la situación y reiteró el compromiso de OPS de acompañar al país para enfrentar la enfermedad.

Presidente Medina se reúne con comisión de salud

El ministro de Salud, por su parte, explicó que la reunión encabezada ayer por el presidente Danilo Medina con los funcionarios de la Comisión Nacional que da seguimiento a este tema, se realizó para tomar las medidas y hacer las planificaciones de lugar con miras a contener la circulación comunitaria del virus y retrasar todo lo que se pueda la incidencia de la afección en el país.

Dijo que además de presentar al mandatario un informe pormenorizado sobre el comportamiento internacional del coronavirus, también se abordaron posibles medidas complementarias del plan de contención, así como el proceso de adquisición de insumos que está en curso.

Defiende aislamiento de señora

El funcionario también defendió el aislamiento intradomiciliario al que fue sometida la dominicana de 56 años de San Francisco de Macorís, residente en Italia, que dio positivo al COVID-19 al arribar al país, alegando que está confinada en su casa. “Esto no es un lluvia que está cayendo el virus. Si ella está en su jardín y está hablando con los vecinos a una distancia prudente, eso no es un pecado, no va a contagiar a nadie. Es decir, llevemos ideas razonables basadas en evidencia de qué se trata, porque no es que esa señora no pueda hablar con un vecino, ni un paciente que está en confinamiento no hable con nadie”, dijo. Sostuvo que en el país hay un pánico infundado por informaciones basadas en rumores que circulan en las redes sociales y que generan más inquietud de la debida entre la población. “Insisto, desde el miedo no vamos a dar una respuesta adecuada, sino errada. Basémonos en evidencias, sigamos la consejería que se le da a la población”.
Ayer Oraida Herrera , residente en Villa Riva, fue trasladada por un personal de Salud Pública al Hospital Doctor Ramón de Lara, por dar positivo a las pruebas del coronavirus. Había llegado al país el 26 de febrero y luego de unos días sintió algunos problemas respiratorios, por lo que se medicó.

Retiran médicos internos de hospital por COVID-19

Las dos principales universidades de San Francisco de Macorís retiraron sus estudiantes de la carrera de ciencias de la salud del Hospital Regional Universitario San Vicente de Paúl, luego que al centro llegaran dos personas con síntomas de coronavirus, procedentes de Samaná.

El recinto de la Universidad Autónoma de Santo Domingo (UASD) determinó retirar a sus estudiantes como medida de seguridad frente a la situación que se vive en el centro asistencial con la falta de materiales para tratar a las personas que puedan llegar con síntomas sospechosos del virus.

Lo mismo hizo la Universidad Católica Nordestana. “Nuestras autoridades universitarias han tomado la decisión como una forma de proteger a sus estudiantes de medicina, ya que no los podemos poner en el peligro de contaminación con el virus’’, dijo la relacionista pública de la universidad, Maridalia Lora.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: