Ir a la barra de herramientas
. . .

A sus 83 años, el Papa Francisco sufre un fuerte resfriado desde hace casi una semana. Ante la alerta mundial por el coronavirus, fue sometido un test para identificar si se trataba del brote. El resultado fue negativo.

El Vaticano no comentó el diagnóstico. Desde hace días dice que el Papa tiene un “ligero” resfriado.

A pesar del resfriado, Francisco rezó el Ángelus el domingo, y el sábado mantuvo reuniones programadas en su residencia.

Sin embargo, por primera vez en sus 7 años de pontificado, no ha asistido a sus ejercicios espirituales fuera de Roma. Estaban programados para esta semana, de domingo a viernes. Prefirió seguir las meditaciones desde Casa Santa Marta.

Con un ritmo más ligero que el de sus jornadas habituales se espera que retome su agenda cotidiana la próxima semana.

La alerta por coronavirus continúa en Italia donde han fallecido más de 50 personas y hay 2.000 infectados. En Roma se han identificado una docena de casos positivos.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: