. . .

Tras la sorpresiva suspensión de las municipales del 16 de febrero, la República Dominicana entró en un shock emocional inesperado cuyas reacciones instintivas fueron variadas y segmentadas mientras los protagonistas del sistema político se auto acusaban y la JCE se mostraba dubitativa frente a su rol administrativo.

El primero en tratar de obtener ventaja de la circunstancia fue Leonel Fernández y su FP al invadir las redes sociales con el estribillo «Leonel tenía Razón» y los posteriores mensajes de Leonel echando por el suelo la capacidad de la JCE, descalificando el voto electrónico, culpando al gobierno de intento de fraude y sugiriendo la creación de una comisión de notables para sortear la crisis sustituyendo las instituciones.

Esos sectores apologistas ya daban por derribado el estatus quo y hasta presagiaban la instalación de un gobierno provincial, encarcelación de funcionarios peledeistas y caos.

Casi al mismo son de Leonel también iba Luis Abinader y su PRM quienes después de acusar al gobierno de culpa, se filtró una conversación en una video en donde el presidente de la Junta admite que suspendió las elecciones por insinuación precisamente de la oposición.

El Partido de la Liberación emitió una declaración condenando la suspensión del proceso municipal por cuánto se sentía la parte más afectada con la suspensión y al mismo tiempo afirmó que se trató de un sabotaje y pedía investigar seriamente el altercado al tiempo que sugería darle un voto de confianza nuevamente a la JCE para que fijara fecha de las elecciones abortadas.

Mientras oposición y oficialismo se acusaban mutuamente, el pueblo empezó a manifestarse de modo espontáneo reclamando claridad y respeto a la democracia popular, pero sigilosamente el PRM y FP intentaron capitalizar las protestas públicas y terminaron recibiendo un total rechazo hasta el punto de que una marcha preconcebida tuvieron que desviarla por otra ruta.

La policía y los organismos del Estado se pusieron en movimiento con una investigación institucional sobre los orígenes de la suspensión de las municipales y detuvieron a un técnico de la telefónica claro y al jefe de seguridad del candidato presidencial del PRM tras filtrarse el contenido de un diálogo entre ellos que sugería la posibilidad de una componenda para interrumpir las municipales.

El presidente Danilo Medina emitió un mensaje de lamentación por dicha suspensión del proceso electoral y suministró al País confianza en la democracia y le solicitó a la OEA y otras misiones internacionales su permanencia aquí hasta que todo se esclarezca y termine con una nueva agenda para las municipales.

La OEA y EEUU aceptaron dicha petición presidencial y llamaron al pueblo dominicano a mantener la paz y el orden social.

El gobierno de Nicolás Maduro de Venezuela tildó al PLD y al gobierno de ser los auspiciadores de la suspensión del proceso según Diosdado Cabello porque supuestamente la oposición estaba ganando y el PLD perdiendo. Se entiende que la embestida del régimen venezolano obedece al celo por el auge de la economía dominicana en la región y por su probable vinculación con la oposición al PLD en RD.
Esa acusación de Diosdado ha sido repetida varias veces y como reacción el canciller dominicano Miguel Vargas salió en defensa del poder ejecutivo y de la transparencia gubernamental.
Mientras en el País y en el exterior hacían protestas en favor de la democracia, el gobierno suspendió las investigaciones criminales sobre la paralización de las elecciones para contribuir con el clima de veracidad iniciado por la OEA, pero al mismo tiempo la oposición aprovechó para incitar a la desestabilización social motivando caselorazos en sectores de clase media y buwlling contra el PLD en plazas comerciales, metros, universidades y lugares de mucho público sin tomar en cuenta que ya la JCE había fijado el 15 de marzo para las votaciones municipales a nivel nacional.

En la medida que las protestas iban disminuyendo, en la  alianza opositora surgían desavenencias entre líderes y candidatos protagonizando inquinas a través de acusaciones como las de Vinincito Castillo contra Faride Raful por el supuesto protagonismo en su actividad conjunta, el twit de Ramón Alburquerque contra Leonel tildandolo de ser el fundador de la corrupción cuando estaba en el PLD y el cuestionamiento de Johnny Ventura a Carolina Mejía por su asencia en su caravana mixta.

Concomitante con esas señales divisionistas también salió el retiro de ese evento  Guillermo Moreno y la postulación de David Collado por el partido País Posible distinto del PRM.

Con el anuncio de la JCE reprogramando la fe6de las municipales, tanto Abinader como Leonel empezaron a mostrar signos de poco interés en esas nuevas elecciones ante la evidente ventaja de los candidatos peledeistas, mientras el PLD decidió retomar sus tareas partidarias electorales  y en el día de ayer realizó una asamblea de dirigentes en un ambiente altamente motivacional donde  se anunció que Margarita Cedeño será la candidata vicepresidencial de Gonzalo Castillo y aliados al PLD para las elecciones de mayo.

Ese anuncio sorprendió  al País e impactó tanto a la oposición que todavía  no saben cómo van a reaccionar.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas