. . .

Un supuesto coronel de nombre asiático trató de entrar de forma sospechosa a la central de una compañía telefónica en Santo Domingo la noche del sábado 15 de febrero, presumiblemente para manipular los equipos del voto automatizado que se usarían el domingo en las elecciones municipales.

La versión de la participación de ese supuesto coronel forma parte de una conversación por WhatsApp entre Ramón Antonio Guzmán Peralta, jefe de avanzada militar de Luis Abinader, y el técnico de una empresa de telecomunicaciones.

La conversación, enviada, corresponde al 16 de febrero a las 11:36 minutos de la mañana del domingo, 26 minutos después de que la Junta Central Electoral (JCE) anunció la suspensión de los comicios.

El técnico escribió a Guzmán Peralta que la noche del sábado trató de entrar a la central telefónica un coronel, cuyo nombre es revelado en la conversación y este medio se reserva.

“Hermano, ayer cargaron una configuración distinta a la que tenía el sistema, probando que la configuración de conteo no permitiera que se reflejara los candidatos. Desde ayer sabían que luego que cargaron eso no se visualizaban los candidatos serían afectados”, escribe el técnico.

Posteriormente, a las 2:25 de la tarde, el técnico vuelve a escribir y cuenta que terceras personas reiniciaron los equipos pero no regresaron los mismos a la confirmación de fábrica.

“Hay un equipo que enviaron a sacar de junta, pero no han podido sacarlo. Ese equipo es la llave de todo”, dice el técnico.

Explicó el empleado al coronel que le pidieron buscar una guagua de la empresa y un uniforme, “ellos se encargaban de los otro”, supuestamente para sacar algo, pero lo que es aún está en la junta”.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas