Ir a la barra de herramientas
. . .

El presidente de EE.UU., Donald Trump, afirmó que la mayoría de los feligreses en la iglesia de Texas donde tuvo lugar el tiroteo este domingo se salvaron debido al hecho de que en el estado está permitido portar armas. El ataque, ocurrido este domingo, se saldó con la muerte de tres personas, incluido el agresor, que fue abatido por un miembro de la iglesia.

«Nuestras oraciones están con las familias de las víctimas y la congregación del ataque a la iglesia de ayer. Todo terminó en seis segundos gracias a los valientes feligreses que actuaron para proteger a 242 compañeros fieles. ¡Se salvaron vidas gracias a estos héroes y a las leyes de Texas que les permitían llevar armas!», escribió Trump en su Twitter.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: