Ir a la barra de herramientas
. . .

El Pleno de la Suprema Corte de Justicia (SCJ) renunció a su competencia para juzgar a los imputados del caso Odebrecht.

Solo el senador Tommy Galán se quedará en la jurisdicción privilegiada. Su caso será conocido por la Sala Penal de la Suprema para poder apelar una posible condena ante el Pleno de la Suprema Corte de Justicia.

La incompetencia tuvo el voto contrario del juez Herrera Carbuccia.

Al dar su decisión, la Suprema también rechazó el pedimento del imputado Juan Roberto Rodríguez, que pidió que mantengan su caso en la alta Corte.

El pleno descontinuó la tradición de jurisdiccional privilegiada para no funcionarios, el arrastre, y se desapodera de expediente de exfuncionarios imputados en caso Odebrecht.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: