. . .

Dos personas secuestradas por presuntos narcotraficantes fueron localizadas sin vida lo que elevó a 23 la cifra de muertos tras los enfrentamientos que comenzaron el sábado en el municipio de Villa Unión, en el estado mexicano de Coahuila, fronterizo con EEUU.

Según medios locales, tras enfrentarse con los agentes los presuntos delincuentes se dieron a la fuga pero tomaron como rehenes a siete personas, entre ellas cuatro niños, para que les orientaran en su huida. “Autoridades confirmaron este mediodía que los dos trabajadores secuestrados por civiles armados fueron hallados sin vida”, publicó el Diario El Zócalo.

Según el diario, uno de los trabajadores secuestrados por los sicarios era bombero, mientras que un menor de 15 años sigue dado como desaparecido.

El sábado, el gobernador de Coahuila, Miguel Riquelme, informó de que varias personas se encontraban en paradero desconocido tras el hallazgo de cuatro menores que se encontraban desaparecidos.

En tanto, los ciudadanos estadounidenses Donald Chapman y Colby William, quienes se encontraban cazando en el Rancho La Rosita, fueron secuestrados por los presuntos delincuentes que huían de las fuerzas federales, informaron a Efe amigos que los acompañaban.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto:
Ir a la barra de herramientas