Ir a la barra de herramientas
. . .

Santo Domingo. – Tal como habían anunciado la Dirección General de Seguridad de Tránsito y Transporte Terrestre (DIGESETT) y el Instituto Nacional de Tránsito y Transporte (INTRANT), se empezarán a aplicar las pruebas de alcoholemia a los conductores públicos y privados, a fin de evitar que conduzcan bajo los efectos del alcohol, y de esta forma, reducir las muertes por accidentes de tránsito.

Las primeras pruebas de esta fase de concientización del programa “Tómatelo en Serio” se llevarán a cabo en el Distrito Nacional dónde, de forma aleatoria, serán detenidos los conductores que, de manera voluntaria, deberán soplar el alcoholímetro para determinar el grado de alcohol en la sangre, y durante esta primera fase no habrá sanciones, aunque según explica el vocero de la DIGESETT, Hillman Pimentel, los conductores que den positivo a la prueba, deberán llamar a un familiar que pueda conducir el vehículo y, posteriormente, ser sometidos a una evaluación médica.

Esta medida, contemplada en la nueva Ley de Tránsito, fue aplaudida por choferes y pasajeros, quienes favorecen que sean sancionados drásticamente, los choferes que conduzcan bajo los efectos del alcohol.

De acuerdo a esta disposición los motociclistas no podrán conducir con más de 0.02 gramos de alcohol por cada litro de sangre, mientras que los choferes del transporte público o con licencia de aprendizaje deberán tener 0.0 cero grado de alcohol en su sangre.

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

A %d blogueros les gusta esto: